HOME | COMO COMPRAR | NOVEDADES | OFERTAS | MARCAS | CONSULTAS | REGISTRARME
Mi carrito   Cantidad de productos: 0 Total en $: 0
REELS FRONTALES
REELS ROTATIVOS
CAÑAS
ACCESORIOS DE PESCA
SEÑUELOS
PESCA CON MOSCA
TIRO (CO2 Y AIRE COMPRIMIDO)
BUCEO
LINEAS ARMADAS
BOLSOS DE PESCA
CAMPING
VADEO Y BELLY BOATS
LIBROS Y DVD'S
NAUTICA
INDUMENTARIA
CUCHILLOS, CORTAPLUMAS y ENCENDEDORES
ANTEOJOS DE SOL Y BINOCULARES
DOLPHIN GIFT CARD
BOLSOS ESTANCO
ARCHIVO DE NOTAS
 
Bogas, Las claves para tener éxito II
Documento sin título

Bogas, Las claves para tener éxito II

Leonardo Nalda

 

/>

Introducción

Podríamos decir que la boga lo tiene todo, un tamaño interesante, pique difícil, potencia, velocidad y como si esto fuera poco, la posibilidad de pescarlas con equipos realmente livianos. Una especie que muchas veces no es tenida en cuenta, pero que una vez que se la descubre nos puede brindar jornadas de pesca llenas de diversión y adrenalina.



Pesca en los muelles.

Existen innumerables clubes de pesca o lugares de acampe, que cuentan con muelles en donde suelen tener el habito de cebar constantemente la zona. Estos lugares pueden ser un muy buen punto de partida, si queremos ubicar las bogas, ya que los peces estarán acostumbrados a acercarse al muelle a comer. En general y por una cuestión de costos y practicidad, se utiliza el maíz fermentado para realizar la tarea de cebado, lo cual nos da la pauta de los pasos a seguir para dar con las tan ansiadas capturas. Todo parece estar alineado a nuestro favor…… alguien se ocupa de mantener el lugar cebado, sabemos de qué se alimentan los peces, y también sabemos que indefectiblemente las bogas se acercaran a comer. Casi podríamos decir que la suerte está echada y que nada puede salir mal. Lamentablemente (o no) las cosas no suelen ser tan fáciles cuando nos enfrentamos a un pez tan astuto y bien adaptado como la boga que, posiblemente, sea el pez autóctono que más cambia sus hábitos con la presión de pesca.
Según la oferta de alimento, el tipo de cebado o cuanto perturbemos el ambiente, puede adoptar los comportamientos más extraños que podamos imaginar. Hace muy poco tiempo, tuve una muestra de lo impredecibles que son, al pescar algunos muy buenos ejemplares en apenas un palmo agua de profundidad, a escasos metros de donde un nutrido grupo de niños se refrescaban en el rio produciendo un disturbio similar al de una manada de búfalos cruzando algún rio africano. Jamás hubiera pensado encontrarlas en ese lugar, pero me acerque, porque vi que algunas mojarras salían disparadas en todas direcciones escapando de algo que las asustaba. En la misma jornada y después de un largo rato de inactividad, achicando el anzuelo, y cambiando el peso del plomo por uno de 5 gramos, logre varios piques de buenos ejemplares pescando pegado a los pilotes del muelle.



Como descubrí hace tiempo, la capacidad de cambiar hasta dar con la clave, es una herramienta fundamental si pretendemos encarar esta pesca con cierta seriedad. Tener la seguridad de que los peces están y que solo debemos descubrir la forma de pescarlos, me llevo varias veces a tener resultados sorprendentes usando técnicas o buscándola en lugares a los que solo llegue después de haber descartado los caminos que parecían más lógicos. Por ejemplo, ante largos periodos sin respuestas, muchas veces conseguí sacar algunas bogas ¨mojarreando ¨ con boyas muy sutiles entre los pilotes del muelle. También le presto atención a los remansos, que son lugares en donde suele depositarse el alimento y la corriente suele ser más lenta y cómoda para las bogas.



Pelear una boga desde un muelle también es un desafío que muchas veces termina en derrota. Como en general estaremos a una altura de entre uno y dos metros sobre la superficie del agua es imprescindible usar algún copo o red para subir la pieza, y es en ese momento en el que muchas veces se pierde la captura. Bajar la red cuando la boga todavía tiene energía para correr es uno de los errores más frecuentes que veo en los muelles y en general tiene que ver con inexperiencia o ansiedad de concretar la captura. Lo más importante es no perder la calma ni apurarse, si hacemos las cosas bien tenemos muchas chances de hacernos con la captura.



Me paso varias veces que en el momento en el que se ceba el lugar de pesca con grandes cantidades de maíz, los piques disminuyen considerablemente. Esto tiene mucha lógica, ya que ante una gran cantidad de alimento en el agua, las chances de que se acerquen a nuestro grano de maíz que, a lo sumo, es similar a otros miles, se reduce drásticamente. En esos momentos me dio muy buenos resultados utilizar una mini línea coreana con pasta muy blanda y aromática, generalmente aromatizada con esencia de vainilla y jugo de naranja en polvo. La consistencia blanda de la pasta, aparentemente incentiva a las bogas a succionar el cebo en vez de morderlo, lo cual incrementa notablemente nuestras chances de que alguno de los anzuelos se clave en la boca del pez.





Cabe aclarar, que las bogas comparten su habitad con sábalos y carpas, que también pueden verse tentadas por nuestros engaños dándonos más de una sorpresa durante nuestras jornadas de pesca. Les puedo asegurar que tratar de frenar una carpa de 7 u 8 kilos con un equipo pensado para pescar bogas de entre 1 y 2 kilos, es una tarea difícil aunque no imposible. Con paciencia y…… un poco de muñeca, podemos llegar a coronar exitosamente una gran e inesperada captura.



Embarcados.


Bien entrada la temporada estival y con muy altas temperaturas, las bogas suelen buscar aguas más frescas en zonas profundas. Si cuenta con la posibilidad de embarcarse, puede llegar a hacer la pesca de su vida. Capturar una boga de más de 3 kilos en un rio que corra como el Guazú a una profundidad de más de 15 metros suele exigir nuestro equipo y nuestra habilidad al máximo. Una boga grande ayudada por la corriente puede llegar a ser casi imparable con un equipo liviano, por lo cual es aconsejable utilizar cañas de fibra de vidrio de entre dos y dos metros y medio y de acción 5 pesada o seis. Con esta caña más un reel tamaño 5500 a 6500 cargado con nylon 0.35 o 0.40, podemos hacerle frente a casi cualquier boga que se nos ponga a tiro. Si bien con este equipo se pierde un poco la sutileza de esta pesca, tenemos que tener en cuenta que en ciertas ocasiones, podemos llegar a necesitar utilizar plomos de hasta 120 gramos.
Como contra partida, la pesca en aguas con poca corriente y profundidades de menos de 4 metros, son ideales para la utilización de equipos ultra livianos que pueden hacernos volar la cabeza con cada captura. Una boga de un kilo pescada con una caña de mosca acción 4 y un reel micro frontal, puede llevarnos al delirio con eléctricas corridas y violentos cambios de dirección. Si esta pesca la hacemos desde un kayak con los pies en el agua, directamente les diría que la sensación es comparable con las pescas más calificadas de truchas o bonefish que se puedan imaginar.
Pescando desde una lancha o desde un kayak, la premisa es encontrar los pozos o depresiones en los cuales se deposita el alimento que trae la corriente. En esos lugares, la corriente del rio les pasa por arriba y pueden quedarse largos periodos de tiempo sin gastar energía y a la espera de alimento.
Las zonas de piedras o troncos sumergidos, son tremendamente efectivas. Mientras más posibilidades de enganchar y perder la línea, más posibilidades de encontrar las mejores bogas tenemos. Si bien es frustrante perder líneas en los enganches, existen algunas cuestiones técnicas que pueden ayudarnos a minimizar el problema y a pescar exitosamente. Todo es cuestión de adaptación y de paciencia, lo cual es fundamental a la hora de buscar las grandes.



Conclusión


La boga es considerada una especie muy deportiva, pero para muchos pescadores queda relegada a un segundo plano ante la presencia del dorado y del surubí.
Quienes las hemos pescado con equipos realmente livianos, sabemos que aunque no tenga la espectacularidad de los saltos del dorado, es un rival muy calificado que seguramente nos exigirá mucho más de lo que pensamos. Si todavía no probó esta pesca, lo invito a que la encare con equipos acordes al tamaño de las bogas del lugar en el que pesque habitualmente. Seguramente se va a sorprender por la potencia y velocidad de este pez que tantas satisfacciones le puede dar.

Mucha suerte y buena pesca!!!!!




Consejos para pescar en zonas de enganches


- Usar líneas de un solo anzuelo, para reducir las posibilidades de enganche.


- En vez de usar un plomo corredizo sobre el nylon del reel, se puede atar un enmerillon que una el plomo a la línea con un fusible de nylon 0.20 mm que ante un enganche se cortara primero y liberara la línea.


- Usar un nylon de mayor diámetro en el reel y la línea que en la brazolada, para que ante un enganche solo perdamos el anzuelo.


- En zonas de piedras, suelo usar anzuelos de alambre más fino, que son más clavadores pero que ante un enganche podemos tirar hasta deformarlo y asi evitar perder la línea completa.




Consejos para concretar la captura desde el muelle



- Lo ideal es no bajar la red hasta que el pescador logre sacar la cabeza el pez fuera del agua y dejarlo en posición vertical.


- Como norma, el pez es el que tiene que ir hacia la red y no al revés.


- Los pilotes del muelle son como un imán para las bogas, trate de que la pelea se desarrolle a unos metros del muelle y recién cuando el pez este cansado arrímelo para subirlo.


- El copo se coloca siempre rio abajo del pez para que la corriente nos ayude a llevarlo hasta el interior del mismo.


- Si hay oleaje, acompañe el movimiento de las olas subiendo y bajando la punta de la caña para no perder tensión, ni sobre esforzar el equipo.


- Las bogas grandes aun cuando parezcan entregadas suelen tener energía para una última corrida, no se apure y disfrute la pelea.


- En lo posible, use líneas de un solo anzuelo para no tener otro anzuelo que pueda atascarse en el muelle o la red durante la pelea.


- Los mejores muelles suelen estar poblados de gran cantidad de pescadores, pida disculpas si incomodo a alguien durante la captura y agradezca a quien le de una mano. Es muy importante cultivar la camaradería y la caballerosidad durante toda la jornada.


- Si va a devolver alguna pieza, trate de no arrojarla desde la altura del muelle. En el mismo copo que la subió, la puede bajar delicadamente para que se recupere sin problemas.


DATA FISCAL
Las fotografías son propiedad exclusiva y de autor, de DOLPHIN PESCA Y CAMPING , esta prohibido su copia o divulgación de las mismas sin consentimiento de la empresa
Paraná 35. Capital Federal. Buenos Aires. Argentina.
Tel.Fax: (05411) 4383-4550
Horario: L. a V. de 9 a 18.30 hs y Sábados de 9.30 a 13 hs

ventas@dolphinpesca.com

Términos y Condiciones de Uso | © Copyright 2002 - 2021 | Todos los derechos reservados
desarrollado por estudio vizzolini | centurion
NOMBRE
EMAIL
ENVIAR